EL CORTIJO DIGITAL
http://hoyodemanzanares.blogspot.com





©EL CORTIJO DIGITAL

Periódico digital de la zona noroeste de la Comunidad de Madrid. Información general, articulos, opinión y actualidad municipal de Hoyo de Manzanares


This page is powered by Blogger. Isn't yours?
 

PLENO MUNICIPAL 31-01-2001

PRINCIPALES ACUERDOS ADOPTADOS



PUNTO TRES.- Moción de IU sobre establecimiento de una moratoria respecto de las instalaciones de antenas de radiocomunicación de telefonía móvil en Hoyo de Manzanares.



Sras y Sres Concejales:

El desarrollo tecnológico de nuestra sociedad durante los últimos años ha producido un incremento espectacular del número de las aplicaciones de los campos electromagnéticos (CEM) que son utilizados con fines sanitarios, industriales, comerciales o personales.

Esto ha generado una lógica preocupación entre los ciudadanos por el posible impacto que las emisiones electromagnéticas pudieran tener sobre la salud, y los presuntos efectos nocivos ocasionados por la exposición involuntaria o inconsciente a los campos electromagnéticos.

Esta sensibilidad ha derivado en inquietud, e incluso alarma social, a veces alimentada por informaciones preocupantes procedentes de fuentes no debidamente acreditadas y no siempre exentas de intereses político-económicos.

Desde nuestra responsabilidad como representantes de los ciudadanos, de sus intereses y preocupaciones, el rigor, la prudencia y el bien común deben ser las normas que guíen nuestra actuación y, muy especialmente, cuando están involucrados derechos fundamentales como la salud pública y la seguridad ciudadana.

En ese sentido, no solamente no hay ninguna evidencia científica de que las radiaciones electromagnéticas no ionizantes -que incluyen los campos eléctricos y magnéticos estáticos, los campos de frecuencias extremadamente bajas (FEB), la radiación infrarroja, la luz visible y la radiación ultravioleta, así como los campos de radiofrecuencias y microondas- entre los que se encuentran las emisiones radioeléctricas de telefonía con un rango de radiofrecuencias comprendido entre 300 Mhz y 3 GHz (UHF), sean nocivas para la salud siempre que sus niveles de emisión se ajusten a los fijados por las recomendaciones nacionales e internacionales, incluida la UE, recomendaciones que ha adoptado nuestra legislación.

Asimismo, todos los informes científicos elaborados por los organismos nacionales e internacionales competentes descartan riesgos para la salud como consecuencia del funcionamiento de las antenas de telefonía, siempre y cuando su instalación y parámetros de servicio cumplan los requisitos que se fijan en nuestra normativa.

Por tanto, su propuesta, Sra Tenorio, intenta capitalizar la confusión, no sin una notable dosis de demagogia, en su propio beneficio político, reiterando la lamentable propuesta que ya nos presentó en un Pleno anterior sobre las instalaciones de antenas de telefonía, propuesta que únicamente responde a sus intereses de partido, y a su afán de acaparar parcelas de poder, advirtiendo de nuevo a sus socios en el gobierno municipal (HST y PSOE) que IU es el fiel de la balanza de la precaria mayoría de la que gozan.

Esa es su forma peculiar de contribuir, en un asunto tan controvertido, a la alarma social.

Frente a las recomendaciones del Consejo de Ministros de Sanidad de la Unión Europea (RCMSUE), de 12 de julio de 1999, relativa a la exposición del público en general a campos electromagnéticos; frente a las directrices de la Comisión Internacional de Protección contra las Radiaciones no Ionizantes (ICNIRP); frente al dictamen del Comité Director Científico de la Unión Europea; frente a las recomendaciones de la Comisión Interministerial de Ciencia y Tecnología; frente al Real Decreto 1066/2001, de 28 de septiembre sobre protección, restricciones y medidas de protección sanitaria frente a emisiones radioeléctricas; frente a la Orden 23/2002 del Ministerio de Ciencia y Tecnología; y frente a toda evidencia científica, Vd., unilateralmente, sin otro argumento sólido que su voluntad, pretende establecer una moratoria en la instalación de antenas de telefonía.

Moratoria tan inútil como innecesaria e improcedente en este pueblo, teniendo en cuenta las estrictas normas urbanísticas a que esta sujeto por su ubicación en el Parque Regional e la Cuenca Alta del Manzanares desde el año 1985.

Contra la Ley 11/1998 , de 24 de abril, General de Telecomunicaciones, que establece que "la gestión del dominio público radioeléctrico y las facultades para su administración y control corresponden al Estado"; contra la Ley 14/1986, de 25 de abril, General de Sanidad, que atribuye al Ministerio de Sanidad y Consumo las competencias "sobre el control de las formas de energía que puedan suponer un riesgo para la salud humana, así como para la evaluación, prevención y control sanitario de las radiaciones no ionizantes" viene Vd. y pontifica : "el nivel máximo permitido de exposición a los campos electromagnéticos no ionizantes en suelo urbano será de 10 microW/cm2, independientemente de la frecuencia de radiación y que, en un radio inferior a los 200 metros de los centros adjetivados como sensibles, el nivel máximo de densidad de potencia por portadora será de 0,1 microW/cm2" ¡Asombrosa conclusión, Sra, Concejala!

También ignora, voluntariamente, puesto que asistió a las mismas, que en el transcurso de las jornadas sobre "Telefonía móvil y desarrollo local", el consejero de Economía e Innovación Tecnológica, Luis Blázquez, adquirió el compromiso de solicitar a la ministra Ana Birulés una reunión con los diecisiete consejeros de Ciencia y Tecnología de las autonomías españolas con objeto de buscar una política y normas jurídicas comunes, asegurando, además, que el gobierno regional "exigirá, con todo el rigor necesario, el cumplimiento de la normativa vigente en España sobre el funcionamiento de las antenas de telefonía móvil, garantizando la absoluta disponibilidad de las direcciones generales de Industria y Consumo en la recepción de denuncias" y concluyendo que los ciudadanos de la Comunidad de Madrid no están menos protegidos que los de otras Autonomías respecto de los hipotéticos riesgos que podrían producir las antenas de telefonía fija y móvil, por lo que no se considera precisa otra normativa más restrictiva que la recogida en la Orden ministerial 23/2002.

Lo peor de todo ésto, Sra. Portavoz de IU, es que Vd, no solamente nos propone un Reglamento, sino que encima nos lo pretende dictar. Espero que durante el debate que se produzca pueda aclararnos algunos conceptos técnicos, así como el método científico que ha utilizado para asumir, como más convenientes, tales magnitudes y sus cotas de emisión y no otras, y también que, como profunda conocedora de los fenómenos electromagnéticos nos pueda ilustrar sobre si los limites de emisión, que tan clarividentemente establece, se corresponden con restricciones básicas o con niveles de referencia y, en todo caso, si se refieren a valores rms o de pico.

En el texto de su moción, Sra. Tenorio, insiste Vd. en dictarnos cómo habría de ser la futura Ordenanza municipal reguladora de las instalaciones de telefonía móvil en nuestro pueblo, con propuestas tan absurdas, por obvias y redundantes, como pintorescas cuando se refieren al control de las instalaciones, habida cuenta de que después de casi tres años de legislatura, Vd. y sus socios de gobierno dicen desconocer, pero toleran y amparan con su silencio e inactividad, la existencia de instalaciones de telefonía sin la preceptiva licencia de instalación y actividad.

Y aceptan sin ningún rubor, que este Ayuntamiento carezca de cualquier ordenanza u reglamento medioambiental a pesar de encontrarse todo su municipio clasificado como Parque Regional.

Por todo ello, Sra Tenorio, su actitud me recuerda lo que decía Machado en Campos de Castilla: "Castilla miserable, ayer dominadora, envuelta en sus andrajos desprecia cuanto ignora..."

Muchas gracias

ANTONIO CABRERA SALAMANCA

Nota: El moción fue RECHAZADA 9 votos en contra: (4 PP, 4 Hoyo Somos Todos y el mío); 1 a favor (IU) y 2 abstenciones correspondientes al PSOE






PUNTO CUATRO.- Acuerdo sobre actuaciones a seguir por el Ayuntamiento respecto de las instalaciones de antenas de telefonía móvil que no cuenten con la preceptiva licencia municipal.



Sra. Portavoz de IU:

El mero enunciado de su moción me sume en la más profunda perplejidad. Después que en el mes de agosto de 2000, IU, junto a sus socios de gobierno aprobaran el tristemente famoso decretazo, mediante el cual han transferido Vds. a la Comisión de Gobierno la práctica totalidad de las competencias municipales que la Ley otorga al Pleno, casi dos años más tarde, viene Vd. y nos presenta esta moción.

¿Porqué no se imaginan Vds. que están gestionando los cientos de millones de pesetas del Plan Prisma, o que están clausurando las obras de La Paloma, o que están contratando a su capricho otros 50 miembros de la plantilla municipal, o administrando los fondos FEDER, o suscribiendo préstamos con Caja Madrid, o enajenando parcelas? ¿Porqué no se imaginan todo eso y actúan "de oficio"? ¿A qué esperan? Tienen Vds. una sólida experiencia en actuar sin contar para nada con la oposición municipal.

Actúen. Porque, como es habitual, ya no precisan recurrir ni siquiera al pretexto de la "urgencia" cuando les conviene. Qué pasa, ¿no es éste un asunto de vital interés y de "urgencia" para la ciudadanía? ¿Qué pretenden con todo este simulacro? ¿O es que también van a utilizar a los concejales de la oposición como tapadera de su dejación de funciones?

Tampoco entiendo, Sra. Tenorio, la posición de IU al presentar esta moción. Lo entendería si no formara parte del equipo de Gobierno. Así, no. No se puede poner una vela a Dios y otra al diablo. Y si no están de acuerdo, sean Vds. coherentes y abandonen el Pacto. De lo contrario, no tienen credibilidad alguna. De esta manera, su posición resulta tan oportunista como absurda.

El asombro continúa cuando estudiando el expediente, constato los "resultados" de la providencia de la Alcaldía de fecha 24-01-2002 en la que pide informe a la Policía local sobre la fecha de instalación de las tres antenas de telefonía existentes en Hoyo de Manzanares, y además requiere informe de los servicios técnicos municipales sobre la existencia de las preceptivas licencias de obra y actividad y, en caso contrario, si su situación sería "legalizable".

En cuanto al muy sucinto "informe" de la Policía local, cifra la existencia de la antena de la central de Telefónica, "los primeros años de la década de los 80", concretando algo más respecto de las antenas de La Berzosa y la de Airtel, en terrenos de la piscina municipal (verano del 96 y agosto del mismo año, respectivamente).

En cuanto al informe de los servicios técnicos municipales, simplemente no se ha emitido, ni consta en el expediente, de acuerdo con la certificación que el pasado martes, 29 de enero, obtuve del secretario municipal y que pongo a su disposición. Para mayor bochorno, consta en este documento que el Ayuntamiento de Hoyo carece de cualquier ordenanza medioambiental, o de actividades molestas, insalubres, nocivas o peligrosas.

El informe del secretario municipal, don Carlos Rubio, contenido en el expediente, tampoco aclara nada las cosas, pues, en ningún caso, concreta si las instalaciones disponen, o no, de las preceptivas licencias de obras, conforme a lo ordenado en la Ley 9/2001, de 17 de julio, del Suelo de la Comunidad de Madrid, ni tampoco si han obtenido la correspondiente licencia de actividades clasificadas y de apertura y funcionamiento, conforme a lo establecido en el Reglamento de Actividades Molestas, Insalubres, Nocivas o Peligrosas aprobado por Decreto 2414/1961, de 30 de noviembre.

Por otro lado, no consta que se haya producido ninguna denuncia por parte de los servicios de inspección urbanística y medioambiental del Ayuntamiento, ni de la Policía Local.

Tampoco se ha producido ninguna actuación contra estas instalaciones promovida por el alcalde, ni por los concejales de Obras y Urbanismo o el de Medio Ambiente y Policía, con competencias delegadas en sus respectivas áreas de actuación.

Es inaudito que estos hechos puedan producirse. Y al contrario de lo planteado en el punto anterior de este Pleno, sí que existen evidencias de manifiestas irregularidades y dejación de funciones por parte de numerosos estamentos municipales. Y el peligro para "la salud" no se limita a los presuntos efectos indeseables de las radiaciones electromagnéticas.

El peligro es que una de esas antenas instaladas sin licencia, se desplome y cause una catástrofe. El peligro, es que esas antenas no cumplan las restricciones establecidas por los reglamentos electrotécnicos de media, baja y alta tensión; el peligro, es que esas instalaciones de antenas de telefonía no se ajusten a cuanto determina el planeamiento urbanístico de Hoyo de Manzanares; el peligro, en fin, es que estos hechos pueden producirse porque nuestro municipio se ha convertido en un reino de taifas, donde cada urbanización campa por sus respetos pero, a cambio sus residentes, a la hora de recibir los servicios a los que como vecinos tienen derecho, son discriminados por el Ayuntamiento, quien promueve la creación de "entidades urbanísticas de colaboración" para eludir sus responsabilidades, pero recaudando en su totalidad las muy cuantiosas tasas e impuestos municipales.

El peligro, Sras y Sres concejales, es que estas instalaciones no cumplen la Ley.

Por todo ello, solicito la inmediata clausura y cese de actividades en todas aquellas instalaciones de telefonía existentes en Hoyo de Manzanares que no cumplan cuanto determina la legislación vigente, así como la depuración de las correspondientes responsabilidades políticas y administrativas, con la dimisión de los concejales de Urbanismo y Obras y el de Medio Ambiente y Policía Local si se confirman sus responsabilidades en estos hechos.

Muchas gracias

ANTONIO CABRERA SALAMANCA

Nota: La moción resultó APROBADA por 6 votos a favor (3 PP, 1 PSOE, 1 IU y el mío); 4 votos en contra de Hoyo Somos Todos (grupo "independiente"); y 3 abstenciones (2 del PP y 1 del portavoz del PSOE)






(EL PAÍS, 3 de enero de 2001)
(ESTRELLA DIGITAL, 10 de enero de 2001)

Reparto del Parque Regional


ANTONIO CABRERA SALAMANCA (*)


El pasado mes de marzo, diversas agencias de noticias y medios de comunicación se hacían eco de una denuncia formulada ante Emilio Valerio, fiscal de Medio Ambiente del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), contra más de 200 propietarios de la urbanización La Berzosa, ubicada en la localidad de Hoyo de Manzanares, acusados de apropiación indebida de terrenos pertenecientes al Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares -calificados como zonas verdes de uso y dominio público-, impidiendo su uso y disfrute legítimo al resto de ciudadanos. La denuncia los acusaba de haber incrementado ilegalmente la superficie originaria de sus propiedades, con la consiguiente generación de cuantiosos beneficios económicos.

El alcalde de Hoyo de Manzanares, José Luis Gervás Lorente, miembro de la agrupación electoral Hoyo Somos Todos (HST), que gobierna en el municipio en coalición con PSOE e IU, negó los hechos y manifestó que la denuncia planteada era una maniobra política tras la que se escondía una 'venganza personal'. De este modo, zanjaba el asunto.

Sin embargo, la investigación de la Fiscalía de Medio Ambiente de la Comunidad Autónoma de Madrid continuó y siete meses más tarde, concretamente el pasado 13 de octubre, José Luis Gervás recibió un telegrama de Emilio Valerio citándole para declarar en relación con esta denuncia en el TSJM. Tras su comparecencia -y después del expediente abierto por la fiscalía-, el alcalde ha hecho unas manifestaciones sobre la ocupación de terrenos del Parque Regional tan graves y tan vulneradoras de la legalidad vigente que, como concejal del Ayuntamiento de Hoyo de Manzanares, me veo en la absoluta obligación de denunciar.

El señor Gervás Lorente (D. José Luis), alcalde, vecino de Hoyo de Manzanares y residente en la urbanización La Berzosa, admite, en recientes declaraciones a la prensa, que 'las ocupaciones de terrenos del Parque Regional son a todas luces ilegales', añadiendo sin titubear, como tratando de restarles importancia: 'pero comenzaron hace 25 años' (¡sic!). Nuestro ínclito alcalde prosigue afirmando, al parecer sin rubor alguno, que 'el Ayuntamiento ha cobrado hasta la fecha impuestos a los propietarios por esos trozos del Parque Regional usurpados'.

No salgo de mi asombro: ¿mordida municipal o 'adquisición' de derechos? Como esperpento final -mientras siento cómo me van abandonando las fuerzas, estoy a punto de levitar-, nuestro primer edil concluye su exposición así: 'Me he reunido con el fiscal Emilio Valerio y creemos que la mejor solución es sumar el total de metros cuadrados ocupados y que el Ayuntamiento realice una compensación con la misma superficie. Al tiempo, los propietarios deberán pagar por quedarse con esas tierras de dominio público'.

Aunque mi paso por la política municipal de Hoyo de Manzanares me ha deparado enormes sorpresas -como es la constatación de que en numerosas ocasiones, en aras de una mal entendida 'democracia', en los plenos municipales se vulnera el más elemental de los principios de un Estado de Derecho, como es el que la ley no se vota, sino que se cumple-, los criterios de nuestro regidor para 'legalizar' la apropiación indebida de terrenos del Parque Regional renuevan mi capacidad de asombro, sumiéndome en un profundo estupor, y reafirman mi convicción de que sus propósitos 'reguladores' deben ser conocidos no sólo por el fiscal de Medio Ambiente -al que implica en sus maquinaciones-, sino también por el fiscal general del Estado y por los Tribunales de Justicia.-

La masiva apropiación de zonas verdes de uso y dominio público especialmente protegidas por la Ley del Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares, perpetrada por determinados propietarios de la urbanización La Berzosa, constituyen por sí mismas un delito tipificado en el código penal y un delito medioambiental. A pesar de ello, el alcalde de Hoyo de Manzanares parece no velar para que se restituyan los terrenos usurpados al patrimonio municipal, ni para que todo el peso de la Ley recaiga sobre los infractores, sino que pretende -en un rapto de delirio caciquil- "regularizar" la situación de estos presuntos delincuentes, tratando de consolidar sus "derechos" al preconizar que los autores de tales apropiaciones ilegales, deberán "comprar" las zonas verdes usurpadas, olvidando que tales zonas son patrimonio común de todos los ciudadanos, y que por lo tanto, ni tienen precio, ni están en venta, e ignorando, además, los principios constitucionales de orden medioambiental y el derecho de terceros a usar del medio ambiente, cuya protección está consagrada en el artículo 45 de nuestra Carta Magna.

Las pretensiones de José Luis Gervás constituyen una burla a los derechos de los ciudadanos respetuosos con la Ley, muestran la arbitrariedad de sus decisiones, su descaro e insufrible prepotencia y ponen de manifiesto si efectivamente HST es o no un grupo de presión, si tiene o no intereses urbanísticos, y si, verdaderamente, dispone o no de poderes económicos o mediáticos para lograr sus objetivos.

No obstante, es de justicia dejar muy claro que la urbanización La Berzosa esta compuesta por un total de 1.308 viviendas, por lo que la mayoría de sus propietarios, no solamente son ajenos por completo a los actos delictivos que ha perpetrado una minoría, aunque significativa, de sus convecinos, sino que además están indignados por su comportamiento.

Ante unos hechos tan graves, como concejal de este Ayuntamiento me pregunto públicamente cuántos atropellos a la Ley me quedan aún por conocer; cuántos son los diferentes raseros legales con los que se mide a los ciudadanos de Hoyo de Manzanares y en consecuencia, si en nuestro municipio sigue vigente el artículo 14 CE, que textualmente dice: "Los españoles son iguales ante la Ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social".

(*) ANTONIO CABRERA SALAMANCA es concejal de Hoyo de Manzanares.